fbpx

Consejos y Tips

Uso de cilindros en edificios

  • Puedes utilizar cilindros de hasta 15 kg ubicados a lo más en el quinto piso de tu edificio en artefactos móviles, tales como estufas o parrillas, siempre y cuando el cilindro se encuentre incorporado al artefacto.
  • No está permitido el uso de cilindros a gas en artefactos fijos, tales como cocinas y calefones.
  • Ubica tus cilindros de gas en espacios ventilados, a una distancia mayor a 30 cm de los conductores eléctricos e interruptores y a más de 50 cm de los enchufes eléctricos.
  • No podrás usar ni mantener tus cilindros en niveles inferiores al suelo como sótanos o subterráneos, ni en cajas de escaleras y pasillos.
  • Mantén los cilindros de gas, vacíos y llenos, en lugares abiertos exteriores tales como balcón, logia o terraza y siempre en posición vertical.

Al recibir un cilindro

  • Las manillas, la base y el cuerpo del cilindro no deben presentar golpes o deformaciones.
  • El sello de tu cilindro debe estar intacto. Una vez que hayas retirado el sello, verifica que la válvula no presente golpes ni deformaciones y que su anillo de goma se encuentre intacto.
  • En caso de dudas, no recibas el cilindro y solicita a tu distribuidor su respectivo reemplazo.

Si sientes olor a gas

  • En primer lugar, corta el suministro de gas.
  • Ventilar rápidamente la zona donde sientas olor a gas, abriendo puertas y ventanas. Recuerda que el gas se va a las partes más bajas por ser más pesado que el aire.
  • No utilizar artefactos que puedan producir chispas, tales como celulares, aparatos eléctricos, timbres o interruptores eléctricos.
  • No encender cigarrillos, fósforos ni encendedores.
  • Sal de la zona afectada y contáctate a través de tu celular o el de tu vecino, al número de emergencias de Abastible 600 200 9000.
  • Recuerda hacer una mantención de tus artefactos a gas al menos cada 6 meses.

Cómo ahorrar gas

  • Mantén la calefacción de tu hogar a una temperatura entre los 19° y 21°.
  • Realiza una mantención periódica de tu calefón, así aprovecharás mejor su potencia útil. Los inyectores tapados, el intercambiador de calor sucio y el sarro acumulado en la cañería del serpentín, afectan la potencia del artefacto.
  • Para mantener el calor en tu hogar, siempre revisa que no existan filtraciones de aire.
  • Utilizar cortinas gruesas ayuda a conservar de mejor manera el calor dentro de la vivienda.
  • Si utilizas agua caliente en la ducha, en el lavamanos o lavaplatos, regule la temperatura desde el calefón. Al abrir el agua fría para regular la temperatura consumirás gas sin necesidad ya que tu calefón seguirá funcionando a alta potencia.
  • Cuando cocines, trata siempre de realizarlo con las ollas tapadas. Además, siempre utiliza los quemadores de la cocina en función al tamaño de las ollas, es decir, no utilices quemadores más grandes que el área a calentar.

¿Por qué preferir parrillas a gas?

  • Son portátiles, podrás disfrutar de un rico asado donde más te guste.
  • Son de rápido encendido, solo en un par de minutos podrás comenzar a parrillar.
  • Son de fácil limpieza, ya que no producen cenizas.
  • Tendrás diferentes intensidades de calor y por lo tanto lograrás el punto de cocción que tanto te gusta.